Pitonizza, ¿te pasa algo?

miércoles, 3 de septiembre de 2008

 

Pitonizza... ¿qué te pasa, porqué tan seria?

Asi es mi cara.

Pero estás más enfurruñada que de costumbre.

Es que no me carga la página, y me duele la cabeza.

Has pasado mucho tiempo conectada, descansa.

No, no puedo dejar la maldita adicción al Internet.

Por eso, apaga eso, haz otra cosa para variar...

No quiero, estoy esperando a ver quién se conecta.

Eso es lo que te tiene así Pito... es que te está pasando otra vez, estás ventilando tu vida privada y te sientes culpable.

A lo mejor, pero es mi tendencia a la exhibición casi pornográfica de mis asuntos personales. ¿Qué hago?

Controlate un poco, total, no es el fin del mundo.

No, pero yo quería que él...

CALLA, o mejor dicho NO LO ESCRIBAS.

Gracias, estuve a punto de cometer una estupidez y escribir el nombre del hombre que me tiene así...

¡Y eres capaz! Y tus metáforas se vuelven cada vez más descifrables.

Me conoces muy bien, ¿cómo te llamas?

Esotéricca.