Sado, venganza, sexo

viernes, 25 de julio de 2008

 

Las más bajas pasiones humanas son alimentadas por el odio. Los deseos de venganza podrían generar planificados crímenes sazonados por el sadismo alimentando con el cumulo de desprecio hacia un ser inferior.

No me quedan más palabras para describir este relato que caló mis sentidos, y, extrañamente, me ha provocado un sádico orgasmo.