Chat sensual entre Caperucita y el Lobo

domingo, 27 de julio de 2008

 


En estos tiempos modernos, todos nos comunicamos por chat. Un día, el messenger se convirtió en un improvisado bosque donde Caperucita ardiente y roja se encontró con un lobo feroz y lujurioso. El fragmento que leerán a continuación es real. Entre otras cosas, rescato lo que logré "hackear" de aquella fabulosa conversación:




Lobo feroz:
¿Me recuerdas?
Caperucita ardiente y roja dice:
No, no te recuerdo.
Lobo feroz dice:
¿Nada?
Caperucita ardiente y roja dice:
Solo una pequeñita parte... ese día en el bosque.
Lobo feroz dice:
¿O no conoces aun lo que deseas conocer? Tú huiste, pequeña caperuza.
Caperucita ardiente y roja dice:
Quiero, so riesgo de ser devorada, conocer la magnitud de esa hambre que dices tener...
Lobo feroz dice:
¿Sí? Pues serás devorada lentamente.
Caperucita ardiente y roja dice:
¿Ah si...?
Lobo feroz dice:
Saboreada, no de un solo bocado. Me deleitaré con tu sabor.
Caperucita ardiente y roja dice:
¿En serio?
Lobo feroz dice:
...en serio, voy a devorarte de la manera más minuciosa y lasciva que has sentido alguna vez.
Caperucita ardiente y roja dice:
:-O
Lobo feroz dice:
Me importa un bledo la modestia, contigo voy a jactarme.
Caperucita ardiente y roja dice:
Jactate, te reto.
Lobo feroz dice:
Voy a dejar en ti un recuerdo que será marcado en tu memoria con fuego.
Caperucita ardiente y roja dice:
:-O
Lobo feroz dice:
Haré que recuerdes todos y cada uno de los segundos que pases a mi lado.
Caperucita ardiente y roja dice:
Yo me dejo llevar lobito...
Lobo feroz dice:
Haré que ruegues que te devore, que te inunde de placer, y que te lave de todo sabor amargo.
Caperucita ardiente y roja dice:
¿Ahhh, si...?
Lobo feroz dice:
Voy a hacer que grites incoherencias con cada orgasmo que te arranque.
Caperucita ardiente y roja dice:
mmmmmmm
Lobo feroz dice:
Voy a mostrarte que soy más práctica que teoría... que puedo encontrar lugares en ti que nunca pensaste que podían ser placenteros.
Caperucita ardiente y roja dice:
¿hablas de la nuca, el cuello?
Lobo feroz dice:
No solo esos lugares mi linda caperucita... tú estás llena de pequeños puntos, obviamente que tu area del sacro será sacra para mí.
Caperucita ardiente y roja dice:
Ohhh, ¡qué buena analogia!
Lobo feroz dice:
que me voy a deleitar en tocar, lamer y chupar.
Caperucita ardiente y roja dice:
Rico, ¿cuanto tiempo te quedarías en el sur?
Lobo feroz dice:
Hasta que me apartes, quiero que el momento de entrar en ti, sólo sea la cereza del tazón de helado...
Caperucita ardiente y roja dice:
Yo soy insaciable, te comento, por eso me dicen roja, porque soy como el fuego...
Lobo feroz dice:
Yo voy a saciarte, será una noche inolvidable. Serán MUCHAS noches , tardes y amaneceres inolvidables.
Caperucita ardiente y roja dice:
Mmm.. ¿si?
Lobo feroz dice:
Si...
Caperucita ardiente y roja dice:
No me lo puedo imaginar.
Lobo feroz dice:
No lo imagines cielo... Espera mejor hasta haberlo probado.
Caperucita ardiente y roja dice:
Por eso, mejor no imagino.
Lobo feroz dice:
sip... espera paciente cielo.
Caperucita ardiente y roja dice:
Siento que ya huelo a sexo en este momento.
Lobo feroz dice:
Desde acá puedo olerte y esa fragancia me pone a cien a mí.
Caperucita ardiente y roja dice:
Es verdad, eres un lobo con un olfato privilegiado.
Lobo feroz dice:
Sip... quiero registrar tu olor en mi memoria para poderte localizar cada vez que estés cerca y deseosa, aparecer detrás de ti sin un sonido.
Caperucita ardiente y roja dice:
ah si.. entonces...
Lobo feroz dice:
...y tapándote los ojos, darte mucho placer. Quiero ver si puedes orgasmar con los ojos abiertos, viéndome a los ojos, quiero ver qué leo en esos ojos en esos momentos
Caperucita ardiente y roja dice:
¿con los ojos abiertos? Es como intentar estornudar con los ojos abiertos, lobito, es imposible...
Lobo feroz dice:
¿Lo consideras imposible? veremos...
Caperucita ardiente y roja dice:
Lo considero fisiológicamente imposible.
Lobo feroz dice:
Estornudar con ojos abiertos sí, lo del orgasmo, ya veremos...
Caperucita ardiente y roja dice:
:)
Lobo feroz
Tengo una imagen de ti ahora, tu sentada en tu computadora, un poco sonrojada y despeinada.
Caperucita ardiente y roja dice:
Sigue...
Lobo feroz dice:
...y vestida con tu faldita colorada muy limpia, y cada vez que lees mi cuento...
Caperucita ardiente y roja dice:
¿si...?
Lobo feroz dice:
Veo tu mano moviendose a tu blusa y jadeas de lo excitada que te pones y empiezas a acariciarte tu seno derecho, apretando tu pezón entre el pulgar y el indice.
Caperucita ardiente y roja dice:
De hecho, es el izquierdo, soy derecha, no zurda.
Lobo feroz dice:
¡Entonces el derecho!
Caperucita ardiente y roja dice:
Mmm...
Lobo feroz dice:
Estoy notando tu mano meterse en tu blusa para abarcar tu seno y acariciarlo con mas soltura, imaginandote que es mi mano, sólo que tus nudillos no son asperos, pero los mios sí.
Caperucita ardiente y roja dice:
¡Tienes manos muy grandes!
Lobo feroz dice:
¿Te encantaría que mi aspereza contacte con tu suavidad de piel?
Caperucita ardiente y roja dice:
Sí, las adivino muy cálidas... y traviesas.
Lobo feroz dice:
Estás por la mitad del cuento. Veo que ya no quieres acariciarte los senos, así que metes tu mano bajo tu falda y vas pasándola por tu pubis, sobre tu interior.
Caperucita ardiente y roja dice:
Sigue...
Lobo feroz dice:
Notando cómo se humedece más y más...
Caperucita ardiente y roja dice:
¡Sí, sí!
Lobo feroz dice:
Así que decides tocar más dentro. Vas recorriendo el contorno del panty.
Caperucita ardiente y roja dice:
De hecho, deberé solo imaginarlo, no hacerlo, mi mamá está cerca...
Lobo feroz dice:
Imagina que abres las piernas un poco para darte más terreno
Caperucita ardiente y roja dice:
aja
Lobo feroz dice:
Y acaricias tus labios mayores, ingurgitados de sangre y tremendamente sensibles
Caperucita ardiente y roja dice:
¡Hinchados!
Lobo feroz dice:
¡Chorreantes de jugo!
Caperucita ardiente y roja dice:
Sí, gotean...
Lobo feroz dice:
Y quemas etapas, vas directo a aprisionar tu clítoris erecto y moverlo y apretarlo, luego a trazar círculos a su alrededor.
Caperucita ardiente y roja dice:
Quisiera hacerlo de verdad.
Lobo feroz dice:
Subiendo el umbral del orgasmo cada vez más, ya no estás jadeando, estás gimiendo.
Caperucita ardiente y roja dice:
Debo cerrar mis piernas para presionar disimuladamente...
Lobo feroz dice:
Sientes tus piernas y tu pelvis moverse más ritmicamente.
Caperucita ardiente y roja dice:
.....!!!!!
Lobo feroz dice:
¡E imaginas a esta bestia cargándote en brazos y penetrándote de forma salvaje!
Caperucita ardiente y roja dice:
¡Bestia salvaje...! Mmmmm...
Lobo feroz dice:
Intercalando su sexo y su lengua, sólo que la bestia no te deja ser recíproca, sólo disfrutas como loca.
Caperucita ardiente y roja dice:
¿ah si?
Lobo feroz dice:
No te da la mente a responder.
Caperucita ardiente y roja dice:
No pienso... ¡me importa un bledo mi abuelita!
Lobo feroz dice:
solo gozas
Caperucita ardiente y roja dice:
Delicioso...
Lobo feroz dice:
Y lo que ya tienes son tres dedos tuyos en ti.
Caperucita ardiente y roja dice:
asi es...
Lobo feroz dice:
y el jugo que chorrea te moja completamente, con eso tus dedos resbalan muy bien
Caperucita ardiente y roja dice:
¡Ah, sí sí!
Lobo feroz dice:
Imaginándote mi lengua ahi...
Caperucita ardiente y roja dice:
¡qué sensación!
Lobo feroz dice:
Si un trompo romo y mojado y caliente
Caperucita ardiente y roja dice:
¿que se siente?
Lobo feroz dice:
Imagina como corrientes de placer que trepan por tus nalgas y envuelven tus piernas y la sensación de tener una brasa en tu pelvis
Caperucita ardiente y roja dice:
Puedo sentirlo...
Lobo feroz dice:
Ese fuego evapora tu sangre.
Caperucita ardiente y roja dice:
¡¡aah!!
Lobo feroz dice:
sientes como un globo que se va inflando dentro de ti
Lobo feroz dice:
y sólo deseas que reviente porque sabes de qué está lleno.
Caperucita ardiente y roja dice:
Sí... ¡pugna por explotar!
Lobo feroz dice:
Ahora imagínate que la bestia se divide en dos.
Caperucita ardiente y roja dice:
¿si?
Lobo feroz dice:
Ahora son dos lenguas que están lamiendo tu intimidad, dos lenguas enormes, rugosas y serpenteantes
Caperucita ardiente y roja dice:
Ah siii, sigue, mmm.
Lobo feroz dice:
Una se ceba con tu jugo vaginal, la otra te mordisquea las nalgas. Una se enreda en tu ombligo, la otra en el pliegue de tus nalgas y en tu sacro. Una lacta de tus senos, la otra traza circulos en tu espalda
Caperucita ardiente y roja dice:
Eres un conocedor de la anatomía femenina, lobito...
Lobo feroz dice:
¡Quiero conocer la tuya por completo!
Caperucita ardiente y roja dice:
Si...
Lobo feroz dice:
Y mientras una lengua conoce la tuya, y la otra va recorriendo tu nuca, cada una te empieza a penetrar, estás prácticamente quieta porque las embestidas de ambas bestias te mantienen en equilibrio en el aire, y las cuatro zarpas están prendidas de tus senos, o de tus brazos, masajeando, probando, acariciando.
Caperucita ardiente y roja dice:
Estoy muy maleable
Lobo feroz dice:
Te estás derritiendo de placer, puedo ver tu sonrojo.
Caperucita ardiente y roja dice:
Y sin poderme siquiera tocar...
Lobo feroz dice:
Hasta veo cómo la punta de tu lengua recorre tus labios y tu respiración aumentada.
Caperucita ardiente y roja dice:
Estoy tensa... mi mamá puede llegar en cualquier momento.
Lobo feroz dice:
Claro, estás disimulando frente a tu mamá...
Caperucita ardiente y roja dice:
Sí, es muy frustrante...
Lobo feroz dice:
Mira que yo la tengo como una piedra, cielo.
Caperucita ardiente y roja dice:
Ah si.. ¿como una piedra!?
Lobo feroz dice:
Sí, muy dura...
Caperucita ardiente y roja dice:
Llámame, quiero sentir que el telefono vibra por una llamada de un animal que tiene una verga erecta y dura por chatear conmigo.
Lobo feroz dice:
Escucharte sería muy intenso.
Caperucita ardiente y roja dice:
Sí, me quitaria el panty que me estorba.
Lobo feroz dice:
Claro para poderte tocar todita, colgar y volverte a llamar pero con tu celu bien apretado contra tu clitoris.
Caperucita ardiente y roja dice:
Haré lo que tú me ordenes...
Lobo feroz dice:
Te ordeno que salgas al bosque...
Caperucita ardiente y roja dice:
Lo que me pidas... lo haré.
Lobo feroz dice:
Sale, te voy a esperar a la vereda del camino.
Caperucita ardiente y roja dice:
Ahi estaré, ¡diré que olvidé algo en casa de la abuelita!
Lobo feroz dice:
No me vayas a hacer esperar...(L)
Caperucita ardiente y roja dice:
Iré ahora, que estoy completamente mojada.
Lobo feroz dice:
...y con muchas ganas.
Caperucita ardiente y roja dice:
¡¡Sí!!
Lobo feroz dice:
sin ponerte un dedo encima te he puesto totalmente ardiente.
Caperucita ardiente y roja dice:
Así veo.. ahora debo irme... salgo en este momento para allá.
Lobo feroz:
Besos... Te espero.
Caperucita ardiente y roja dice:
Nos vemos en el bosque.