Nunca habia amado tanto a un hombre

viernes, 1 de febrero de 2008

 

Él fue el mejor hombre en mi vida, maravilloso, complaciente, dulce... todo un caballlero en la cama. Un verdadero semental. Pero, como todo hombre, orgulloso, no puede admitir todo lo mal que me porté.. y se fue. Irremediablemente. Se fue. Es definitivo, nada de lo que yo haga lo retendrá. No tengo perdón. Él no volverá.. es más, ni siquiera leerá estas palabras, pues sé que ya no viene a leer este blog... no lo culpo.

El fue el mejor hombre de mi vida. El me escuchaba, me hacia suspirar, su deliciosa conversación, sus besos celestiales, su voz embriagadora.. todo él, un macho completo que me hacía vibrar, me completaba, me llenaba de gozo, me complementaba. Su sola presencia me hacia estremecer de arriba a abajo.. pero ya no está, se fue.. no soportó mi presión.. ¿quién lo haría? terminé por ahuyentarlo... al hombre más maravilloso que entró en mi vida. Nunca había amado tanto a un hombre... nunca. Y nunca volveré a amar así...