Dios dirá

sábado, 23 de febrero de 2008

 

Ayer di todo por amor..
Ayer perdí el orgullo por amor
A pesar de que esa no es la manera de obtenerlo
Intenté mendigar un poquito de cariño
Secando poco a poco todo lo que quedaba en mí

El vacío llegó, el silencio, la oscuridad,
la eterna sensación de la nada tocando los labios
ya no hay lágrimas, no hay manera de retener el viento
se fue, irremediablemente, ya no está...

Resignarse, suena triste, pero es el único camino
adaptarse a la nueva circunstancia
dejar que todo fluya naturalmente
difícil es, sin duda, pero qué mas da
si lo importante ahora son mis ruinas
sacudirme las alas y volar
por mi, por ella, por mi...

Si ha de ser, será
aunque ya no me aferro
la esperanza se diluyó...
seguiré, mirando adelante
Dios dirá