Un beso prometido

lunes, 26 de noviembre de 2007

 

Sé que mañana me besarás, me tomarás con tus manos, acariciarás mis mejillas, soltarás mi pelo, te hundiras en mis ojos tratando de descrifrar mis jeroglificos, aquellos signos extraños en los que me comunico, tratando de leer entre lineas lo que oculto en mi corazón... y dentro de mi sostén... nuevamente me entregaré a tus brazos, ahi me refugiaré por un momento, esperando sentirme protegida, abrigada.

Sé que mañana tocarás mis labios trémulos, mi aliento a tabaco se mezclará con tu atmosfera y me sentiré acompañada.

Sé que seré transportada con aquel beso que vaticino desde ya a países imaginarios donde no hay palabras. Transcribo palabras que poetas anónimos han escrito, inspirados en aquellos momentos sublimes de los besos compartidos...




Un beso es como morir dos veces: la primera por el deseo y la segunda por el
recuerdo de la sensación desvanecida.
El beso es el idioma de las almas.
¿Qué es el beso? Es un dulce encuentro, después de una larga búsqueda.
El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada.
Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción...
El beso es una sed loca que no se apaga con beber, se apaga con otra boca que tenga
la misma sed.
El beso es la expresión de una pasión incontrolable que se
manifiesta en el deseo de poseer.
El amor es una pregunta eterna, cuyos signos de interrogación son los besos.
Los besos robados son siempre los más dulces.
El único idioma universal es el beso.
El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías.
¿Beso? Un truco encantador para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas.
El más difícil no es el primer beso, sino el último.
Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado.
Si vas a robar algo, ¡qué mejor que un beso!

Un beso que no pasará de ahi... que no buscará introducirme en mis profundidades.

Sé que tu beso de mañána me dejará perturbada, mojada... por no igualarte a los demás, sé que no me harás el amor...

Espero entonces disfrutar ese beso, pues no cruzaras la frontera aunque siempre te indique el camino sin retorno...


tantra
registrar patente
tarjetas de control de accesos
tarot y videncia
infografia