Juegos a solas

viernes, 30 de noviembre de 2007

 

Me he sacado toda la ropa, así desnuda estoy bajo las sábanas, el que me hayas admitido haberte masturbado con mi recuerdo me ha excitado tanto que la ropa me estorba, empiezo a tocarme muy despacio, estoy mojada y caliente, de mi vagina caen gotas del dulce néctar que preparo para ti, quisiera que no fuera mi dedo sino tu lengua traviesa acariciando la entrada a mi vagina, esos pliegues suaves que siento congestionados de tan excitada que estoy... voy a parar el ritmo, dejaré de tocarme directamente, cierro y abro mis piernas moviéndome, acariciando mi clítoris entre mis piernas, mis manos suben, mis pezones rosados, que extrañan estar entre tus dientes, están duros y erectos, juego con ellos, poso mis manos en mis senos, los agarro con ambas manos, están calientes, suaves, te esperan ... son tuyos, eso no ha cambiado, imagino que lames mis pezones mientras introduces tus dedos en mí, tal y como ahora lo empiezo a hacer... con una mano juego con mi clítoris, con la otra continúo acariciándome de modo circular, con la humedad de mi lubricación, humedezco mis pezones y los saboreo.. mmm... que delicioso es el sabor de mi intimidad.. ¿quieres recordarlo? búscame y me tendrás, como una flor, podrás hundirte en mis profundidades y gozar con mis caderas, mmmm... como me enciende recordar tus manos en mis caderas, imagina cuánto voy a gemir, a jadear de placer, estoy goteando lujuriosa.

Estoy desnuda sobre la cama, agarro mi tetas con ambas manos y paso mi lengua por mis dulces pezones, la sensación es increíble, pues recreo lo que tu lengua solía hacer con mis tetas que te extrañan tanto... mi cuerpo te reclama, siento que hiervo, paso mis dedos por aquella frontera prohibida, que delicioso sería que fueras tú quien jugara ahí... estoy ardiendo, necesito que me poseas... disfruto mi propio sabor, estoy tan mojada que paso aquella deliciosa miel y vuelvo a pasar mi lengua por mis pezones... ah... mi respiración se entrecorta, el deseo va a hacerme estallar... imagino que tomo tu verg@ entre mis manos, y que paso tu glande por mis pezones, pongo entonces tu pene entre mis tetas y empiezo a masturbarte... antes de que acabes, me detengo, y empiezo a pasar mi lengua por tu cuello, me divierto con cada uno de los pelos de tu pecho, mientras acaricias mi espalda y bajas hacia mis nalgas... entretanto, ya he descendido nuevamente hasta tu miembro, lo abarco por completo entre mis labios, y te doy placer oral por largos minutos, cuando te siento estás a punto de estallar en mi boca, me separo y bajo aún más... hasta ese rincón olvidado, que tampoco dejo de lamer como si fuera un rico helado... mmm... hasta que terminas, dejándome la cara y las tetas embarradas de ti, que recojo con mis dedos para saborearla... es tu turno de brindarme mi orgasmo, abreme y quédate ahí lamiendo, chupando, succionandome depilada, mi clítoris está hinchado, sensible, erecto, pasa tu lengua por toda mi intimidad, cada vez que lo haces mis gritos te pedirán perdón... sigue, sigue, yo sé que te gusta, siento que me late toda la región bajo mis caderas, quiero prolongar este orgasmo, así que vuelvo a detenerme.. mi cuerpo te reclama, quiero pensar que eres tú quien juguetea con mi cuerpo caliente... tú, quien está sobre mi haciéndome temblar... lamer mis propias tetas... no sabes lo divino que se siente, lo hago imaginándome tu chiva maldita que me quita el sueño... ¡qué ricas han sido mis tetas..! no puedo más, voy a terminar... mi cuerpo estalla, mil millones de megatones se desatan bajo mi cintura, todo vibra, el epicentro fue haberme imaginado tu dulce verg@,

Espero tu llamada obscena... te amo.