Sola en casa

miércoles, 31 de octubre de 2007

 

No solo en casa, en la vida me he visto sola, de pronto no tengo parejo, debo acudir a amigos sexuales (q-litos) a que me hagan el favor.

Sola en casa, no puedo llamar a nadie, no hay quien llegue, además es muy tarde.

Fisiológicamente mi cuerpo necesita ser sacudido por la violenta entrada de un hombre en mí. No puedo esperar, todo me erotiza, los sensuales acordes de Moby encienden más aún mis ganas. Consulto un calendario... con razón, estoy en "esa" época del mes en que me pongo más arrech.. más sensible. Debo tomar una ducha fria. Dirigiéndome al baño despojándome de la ropa, me miro al espejo y la imagen que me devuelve me excita aún más. Meto mi caliente cuerpo bajo el chorro de agua helada. Ante el cambio brusco de temperatura en mi piel, mis pezones se retraen como pasas dulces sonrosadas. Mi humedad se confunde con el agua, que empieza a acariciarme lascivamente. Empiezo a enjabonarme poco a poco, la espuma desciende por mi espalda, huyendo por mi espina hasta terminar a mis pies. Aquellas caricias que el agua me prodiga me recuerdan amores lejanos ya dejados atras. Traviesa intento recordar tales jugueteos. Sin prisas imito esas caricias, llevándome a un solitario clímax en el cual no necesite más que el pasado recuerdo de un orgasmo para obtener uno nuevo.

Sola en casa. Sola en la vida. No quiero quedar condenada a volverme pajera. Ante la falta de parejo oficial, acudo a mi(s) amigo(s) sexual(es) para desempolvar mi cuerpo con un buen polvo.

tarot
diseño paginas web
auditoria
pisos budapest
dieta saber vivir
venta de coches
rescate canino
4x4
depilacion laser
tratamientos capilares
Bomberos de Sevilla